Pensamientos sobre el Apocalipsis.

Hablando con la honestidad como prioridad, a pesar de que no soy una persona aferrada a la religión, le reconozco a la Biblia, y por consiguiente a sus libros, un valor intrínseco que no se le puede negar. Me refiero al mensaje universal que la misma lleva, especialmente en el Nuevo Testamento. Para mí, es un mensaje de esperanza, de amor y de hermandad. Son conceptos que Jesús enfatizó fuertemente y que trascienden las barreras del tiempo y las diferencias socio-culturales que nos puedan separar. Personalmente entiendo que el libro del Apocalipsis es un mensaje esperanzador bien sencillo: el bien siempre, aunque no inmediatamente, triunfará sobre el mal. La idea no es propiamente mía, pero desde que escuché esta perspectiva le he dado un significado muy bello e inspirador a las palabras del Apocalipsis. En esencia el Apocalipsis nos asegura que, aunque ocurran mil catástrofes (ya sea en el mundo terrenal o en nuestras vidas personales) y se cometan mil barbaridades, al final el bien se impondrá victorioso. Es un mensaje que me parece muy paralelo al refrán que dice que después de toda tormenta sale el sol. Y es en ese mensaje y en esa esperanza que yo descanso tranquilamente cada noche.

Vivimos en un mundo donde hay demasiada división y guerra a causa de ideologías religiosas. Hay demasiada gente diciendo “mi libro dice tal cosa” o “debes hacer o no hacer esto porque mi religión lo dice” o “mi libro es la única verdad”. Todo surge a raíz de malas interpretaciones, ignorancias atrevidas, fanatismos ciegos e inhabilidades de conversar con el prójimo. Es por esto que siempre he enfatizado en la importancia de salir de nuestras propias subjetividades y aprender a ver las cosas desde otras perspectivas. También es importante conocer lo que decimos y ser capaces de entender lo que otros dicen. Si nos encerramos en nuestras propias ideas y no hacemos el esfuerzo de ver “más allá” seguiremos en el mismo ciclo vicioso de fanatismos y guerras. Es por esto que definitivamente es importantísimo ver el texto del Apocalipsis inteligentemente. Mucha gente vive bajo una constante paranoia apocalíptica, y todo porque no se entiende y no se aprende su verdadero significado. Muchos adoptan ideas en vez de producirlas y eso lleva a que un zángano (porque no hay otra palabra entre las decentes que se pueden decir) pueda manipular una multitud y convertirla en un ejército de ignorantes, dispuestos hasta a matar y matarse por una falacia bien disfrazada.

Asi que, ¡tranquilos! Estaremos aquí mañana. Paz para todos.🙂

Publicado en Temas Universales | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Ejerzamos nuestro derecho a pensar; es nuestra única manera de asegurarlo.

Demasiado a menudo vemos como la prensa amarillista de mi país y muchos otros selecciona discriminatoriamente sus noticias y luego redacta sus reportajes de una manera igualmente discriminatoria. Peor aún, oímos demasiado a menudo a personas repetir (diría mejor, cotorrear) al unísono las mismas “opiniones” que leen en los periódicos. Lamentablemente este fenómeno no se limita a nuestra prensa. Estoy segurísimo de que tú, lector, has oído la frase “porque la Biblia lo dice” o “porque tal político lo dijo” que son meros sustitutos de “porque lo leí en X periódico”. Da pena.

Las circunstancias políticas, culturales y sociales de un individual ser humano son demasiado complejas y sencillamente enormes para manejarlas a la vez. En lo que parece ser un fenómeno parecido al de un caracol cuando se esconde dentro de su caparazón, muchos hemos sobre-simplificado nuestro ingreso de información y conocimiento y lo hemos reducido a algunas seleccionadas fuentes habituales, desde uno que otro periódico, los habituales boletines noticiosos matutinos y vespertinos hasta nuestras religiones y/o los ideales de algún movimiento u organización y quienes la dirigen, etc.. En el proceso, hemos puesto nuestra absoluta confianza en que estas fuentes y sus dirigentes nos proveerán la información necesaria para poder tomar decisiones inteligentes en cuanto a nuestras diferentes interacciones, incluyendo las personales, sociales e incluso las políticas. Tristemente le damos poco pensamiento al hecho de que quienes nos proveen la información son también seres opinionados, juiciosos, imperfectos y en muchas veces concientes del poder de manipulación que poseen.

¿Y porque menciono todo esto? Bueno, vayamos al grano:

Como consecuencia del triste fenómeno que acabo de explicar, entiendo que hemos perdido la noción de que somos seres pensantes y analíticos, que poseemos nuestro propio cerebro y que nuestros cinco sentidos no son los del editor del periódico que leemos, ni los del Papa, ni los del presidente o rey de nuestro país. Sería triste pensar que todos nuestros ideales, valores e incluso pensamientos diarios provienen de fuentes externas, que la gran mayoría de nosotros no producimos, sino adoptamos. Sería incluso temeroso pensar que cualquier producción ideológica o intelectual que ocurra en alguien sea amoldada a los pensamientos adoptados previamente. Entonces ahí ocurre la ilusión de autonomía intelectual, mas no la verdadera existencia de la misma. ¡Que horror!

Ante todo esto, estamos moralmente obligados a ejercitar nuestro intelecto, a pensar. Tenemos un inminente apuro de ejercer nuestro derecho al cuestionamiento, a la duda, a la producción de ideas propias. Por esto te invito a que declares tu independencia intelectual. Siéntete libre de ponderar cualquier idea por más absurda que sea considerada por cualquier dogma externo a ti. Cuestiona tu mundo, cuestiona la religión, cuestiona tu gobierno, tu orden social. Y luego, cuestiónate a tí mismo(a). No lo hagas por un sentido inmaduro de rebeldía sin sentido. Hazlo porque debes ejercer tu derecho a pensar para poder conservarlo.

Publicado en Puerto Rico, Temas Universales | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Les aseguro que nadie va a leer esto.

Es hora de establecer la realidad tal cual es. Hemos oído a los fundamentalistas repetir innumerables veces que los problemas sociales, ciertamente reales, se deben a una “ruptura con Dios” y una ignorancia a “sus leyes”.  Los hemos oído señalar la creciente aceptación de parejas homosexuales, la liberación sexual de la mujer (manifestada principalmente a través de la píldora), el apoyo abierto de algunos sectores al aborto y, mi preferida, la marginalización de la religión como evidencia “irrefutable” de que somos una sociedad en decadencia. Vamos a desenmascarar la realidad y librarnos de las apariencias.

Basta con salir afuera y andar por un centro comercial para notar los elementos más corrompidos de nuestro entorno. Rápidamente se nota la trágica individualización que nosotros mismos hemos creado a través del capitalismo desenfrenado que vivimos. El concepto de Darwinismo social nos ha acaparado todas las esferas, desde la personal hasta la profesional. Todos estamos monotonizados hacia una misma aspiración: hacerse esclavo del trabajo en las esperanzas de alcanzar una felicidad falsa. Vivimos para trabajar y trabajamos por el dinero. Y, ¿dónde en ésta dinámica queda el rol del humano en la sociedad? Pues, en la prolongación y validación de éste sistema degenerativo. Ignacio Martín Baró, en su escrito La construcción social de la realidad, estableció que “todo orden social busca su subsistencia cuando no su crecimiento y expansión”. Respondiendo la pregunta anterior, el rol del ciudadano común en cualquier orden social es legitimizarlo. En su escrito, Martín Baró cita que “…el ser humano es producto y productor de un orden social: arranca de un orden social para su realización histórica como individuo, pero es la historia de su externalización como ser humano la que va produciendo, manteniendo o cambiando, el orden social”. Realmente, y lo digo con mucha tristeza, hemos sido cómplices en nuestro propio encarcelamiento.

Es suficiente con encender el radio o el televisor para ver como se nos alimenta ese orden social. Estamos bombardeados constantemente con publicidad que mezclan las verdaderas necesidades humanas (amor, felicidad, afecto, comprensión, etc.), de las cuales tenemos mucha sed, con esas ambiciones artificiales que, a pesar de ser artificiales, se nos presentan como necesarias y por lo tanto incurrimos en su búsqueda. La misma sociedad nos amenaza si no seguimos ese orden precisamente porque el individualismo mencionado anteriormente nos sugiere que la solidaridad y el altruismo son contra-producentes al cumplimiento de nuestro rol social. Además hemos logrado una estigmatización tan profunda de la figura del vagabundo que vemos en primer plano su fracaso y luego, si es que hay un “luego” en nuestros pensamientos digitalizados, sus necesidades. Volviendo al pensar de Martín Baró, eventualmente el humano como ser individual “asume como propias las rutinas institucionalizadas en un determinado sistema social”. En fin, vemos el orden social establecido como natural y eterno: todo ideal que lo contradiga es absurdo. Ya lo escribió Paulo Coelho en su libro, Verónica decide morir: tildamos de locos a los diferentes.

Por lo visto, constituímos un fenómeno social individualista que genera aquejos de tal manera que no podemos identificar dicho orden como el génesis de los mismos. No se nos ocurre tal posibilidad por tenerlo tan grabado como “natural” e “immutable” en nosotros. Entonces, a raíz de nuestra incapacidad de señalar el orden social como causante, surgen las teorizaciones que buscan un culpable concreto, todas con un factor común: falsedad.

Pero no todo es decadencia y espanto. Recordando una vez más a Martín Baró cuando dice que el hombre es también productor de su orden social, nos damos cuenta de que realmente nuestra realidad no es immutable. Aquí entran los cambios sociales secundarios que han ido ocurriendo de manera paralela a la radicalización del individualismo. Entre éstos los mencionados al principio de éste escrito que usted, por inexplicable bondad altruista, ha decidido leer. Estos cambios sociales tienen la pobre fortuna de ocurrir en el tiempo equivocado pues se presentan como los perfectos culpables de nuestras penas. Me parece todo a un experimento en el cual el cientificó no logro controlar todas las variables y le atribuye a la variable de su conveniencia el fracaso del experimento. Debido a que nuestra humanidad no es un experimento controlado, tenemos varias variables afectándonos a la vez y eso le abre la puerta a que las estructuras de poder vigentes utilicen los cambios sociales incompatibles con sus ideologías como chivos expiatorios porque, claro está, no se van a señalar a ellos mismos. Esto les da una doble ganancia: esconden sus debilidades y mantienen controladas a las ideas opuestas.

La religión insitucionalizada se ve amenazada con perder su validez social y política. Los mismos cambios sociales de hoy día lo demuestran. Sin embargo, las instituciones religiosas siguen teniendo muchísima voz e influencia sobre el orden social y son éstas instituciones las que, en parte, fomentan el discurso semi-apocalíptico sobre las consecuencias de abandonarlas. Digo “en parte” porque no podemos olvidar los intereses económicos que desean prolongar el status quo y que se esconden detrás de las acusaciones falsas para desviar la atención del orden social como causa de nuestros aquejos. Volviendo a las religiones, cuando Nietzsche proclamó que “Dios está muerto”, considero que señalaba inconscientemente (aunque pocos dudan del ateísmo de Nietzsche) el creciente rechazo social a los dogmas de las instituciones religiosas. Viéndose acorraladas, estas recurren al recurso del miedo y del temerado juicio divino para mantenerse como estructura de poder. No puedo decir que le queda poca vida a ésta táctica pues lleva miles de años en función y la ignorancia no sólo es atrevida, también es abundante. Finalmente, para mejor entender mi planteamiento, es necesario separar lo que es la religión como práctica, las instituciones religiosas que regulan esa práctica y  en tercer lugar a Dios mismo, a quienes dichas instituciones dicen representar.

No quiero terminar sin aclarar que este escrito no es un rechazo meridiano al sistema capitalista, sino a su radicalización; tampoco es un rechazo a Dios, sino a su falsa representación y utilización. Con estas aclaraciones, no tengo cargo de conciencia en publicar este escrito. Enfatizo que el ser humano tiene potencial y capacidad. Pero si ese potencial y esa capacidad, casi infinitos en si mismos, se canalizan hacia una continua individualización y negación de nuestra existencia como sociedad, entonces solo brillarán las diminutas diferencias que nos distinguen. Y verdaderamente entonces estaríamos ante un juicio final.

Publicado en Temas Universales | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Katy Perry – Firework: un video fenomenal, un mensaje inspirador.

Aquí comparto con ustedes un video muy inspirador que Katy Perry hizo hace poco en nombre de todos aquellos jóvenes que son víctimas del “bullying”. Sencillamente me fascinó. ¡Disfruten!

Publicado en Temas Universales | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Tres patadas al individualismo: ¡somos una sociedad!

6:22am   Hoy es un dia hermoso para una coversación. Le he dado variedad a mi rutina y me senté en un banco vacío a la espera del tren. ¿Acaso alguien se sentará a concederme el deseo de una conversación?

Vivimos sincronizados a funcionar como un colectivo que, a pesar de todo, casi no interactúa entre sí. Somos un equipo cuyos integrantes no nos conocemos pero que somos rápidos en resaltar superioridades, inferioridades y todo lo que entre estos se puede definir. Fallamos trágicamente en reconocernos como uno solo.

6:27am   Alguien se sentó en el banco y me saludó con un efusivo “¡Buenos dias!”. Le respondí igualmente y ahí quedo la conversación. Vacilé por unos segundos sobre si presentarle algún tema liviano pero al final triunfó el pensar de que sería inapropiado, raro, intrusivo o incluso de mal gusto el añadirle a un mero “buenos dias”.

Es que, como dicen, la situación social está decaída y no se puede confiar en las buenas intenciones de nadie; el gastado refrán “la cosa está mala” hace su aparición para justificar un distanciamiento social entre individuos. Y eso sencillamente no se puede permitir.

6:30am   Llegó el tren.Toda posibilidad de conversación se ha esfumado. Ha vuelto a triunfar el status quo.

El abuso de confianza por parte de algunos charlatanes inútiles y la hyper-exaltación de éstos en los medios noticieros no deben dominar la mentalidad colectiva de nuestra sociedad. Uno no deja de transportarse en autos solo porque ocurren accidentes. De la misma forma, no hay razón para no hablar con un vecino solo porque el periódico de ayer publicó la noticia innecesaria de un triple homicidio. Realmente es irracional pensar que todos los humanos somos así. Más aún, es precisamente la condición social actual la que nos debe motivar a ser agentes de cambio por una colectividad menos individualista y más cooperativa entre sí. No serlo nos haría cómplices de la prolongación de una mentalidad individualista y enajenadora que no nos está proveyendo resultados positivos.

Publicado en Puerto Rico, Temas Universales | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Dios me hizo así: donde se unen la fé y la identidad.

Para muchos, el término cristiano gay es una contradicción. Pero tal percepción es meramente el resultado del pensamiento erróneo de que una vivencia espiritual, particularmente cristiana, es imposible al ser gay y vivir una vida plenamente en éste aspecto. Pues les digo a todos que Dios exalta la diversidad en su creación. Dios exalta el amor, la compasión y la honestidad. Particularmente en este asunto, la honestidad como virtud es uno de los requisitos más imprescindibles ya que Dios hace un llamado a ser genuinos, y a rechazar la hipocresía de los fariseos. En el caso de la comunidad gay, lesbiana, bisexual y transgénero, tenemos un llamado particular a ser genuinos y sinceros con nosotros mismos y con la sociedad, no a vivir una vida hipócrita. ¿Acaso Dios visualizó una sociedad dividida, prejuiciada y acusativa?

Porque tu me creaste mis entrañas; me tejiste en el vientre de mi madre. Te daré gracias, porque maravillosamente he sido formado; admirables son tus obras, y bien lo sé.
~ Salmo 139, 12-13

Publicado en Temas Universales | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¡En honor a los valientes que enfrentan un mundo homofóbico!

Recientemente han salido en las noticias de Estados Unidos múltiples relatos de jóvenes abiertamente gay que han caído víctimas de la hostigación e intimidación por parte de personas retardadamente homofóbicas. Añado la palabra retardadamente porque tal conducta y pensamiento constituye una retardación en las actitudes sociales y humanas de éstas personas. Antes de pensar que soy intolerante a una oposición ante mi punto de vista (porque esa línea no tarda en llegar), aclaro que esto no es cuestión de apoyar el movimiento de derechos gay o no apoyarlo. Se trata de que, indiferentemente de cual sea la opinión de alguien, tenemos una obligación como seres humanos de mantener un nivel de respeto adecuado para todos. Y es en ese espíritu que escribo esta entrada.

 

50 Cent, retardo profesional y "tremendo" ejemplo para la juventud actual

 

Por otro lado, 50 Cent, quien en el 2004 dijo que no le gusta estar alrededor de gays, dijo recientemente en su cuenta de Twitter If you a man and your over 25 and you don’t eat pu**y just kill your self damn it. The world will be a better place. Lol“. Una traducción sería “Si eres un hombre y tienes mas de 25 y no te gusta comer vaginas, solo mátate maldita sea. El mundo será un mejor lugar. Lol”. 50 Cent luego “aclaró” que el mensaje (de una manera inexplicable) no era homofóbico simplemente porque al final puso “Lol” y por eso se sobrentendía que era meramente un chiste. ¡Claro!

También existe gente como Andrew Shirvell, un empleado público del sistema judicial de Montana que ha dedicado casi todo su tiempo libre a acosar al presidente del Consejo de Estudiantes de una universidad simplemente por ser gay. Aquí les presento una entrevista (en inglés, disculpen) que Anderson Cooper de CNN le hizo recientemente. Coinciden los hechos de que Shirvell no ha sido expulsado de su puesto público y que su jefe es un Republicano derechista.

No quiero terminar mi entrada de manera negativa. Mientras que ser gay es algo que aún hoy dia puede costarnos la vida a algunos, es importante enfatizar que hay mucha esperanza por un futuro mejor. Existen muchísimas organizaciones comprometidas a informar y educar sobre el respeto mutuo, irrespectivo de las opiniones personales y/o religiosas de cada cual. Los dejo con un video de Ellen DeGeneres haciendo un llamado a la cordura y a dejar atrás el odio y la intimidación, de toda clase, en las escuelas y la sociedad.

Espero pronto poder publicar información sobre recursos de ayuda para personas que estén pasando por alguna situación difícil relacionada a su orientación sexual. Quiero ser parte de los que ofrecen una solución, no sólo de los que señalan el problema. Eso lo puede hacer hasta 50 Cent…

 

 

Algunos somos gay. Supéralo.

 

Publicado en Temas Universales | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario